Aprende el Maravilloso Truco para que los Niños Sepan Multiplicar de la Manera Más Rápida

La profesora de matemáticas Yekaterina Kukina ha querido compartir un simple truco para que los niños aprendan las tablas de multiplicar de la manera más sencilla posible. ¡Es un pequeño truco que hará la vida más fácil tanto a estudiantes como a maestros!

Yekaterina , aparte de ser una excelente profesora de matemáticas también es madre. Cuando sus hijos estaban en segundo grado, pudo comprobar por qué una gran cantidad de niños a esta edad tienen  grandes dificultades con las matemáticas , en especial con las tablas de multiplicar.

Ella considera que este pequeño error del sistema educativo a la hora de enseñar las tablas de multiplicar  forma una irreparable laguna de conocimiento que los niños arrastran durante el resto de su formación escolar.

Tablas de multiplicar convencionales

En los niveles escolares superiores para ingresar a la universidad, este tipo de tablas se repiten con fórmulas de ecuaciones difíciles de memorizar y sin ningún sentido aparente.

Resulta sorprendente la cantidad de tiempo y esfuerzo que todos hemos dedicado a memorizar las tablas de multiplicar.

Yekaterina te presenta “la tabla de Pitágoras” y hace que aprender a multiplicar cobre significado y sea más simple y rápido.

Esta tabla , ayuda a los niños a pensar de manera lógica y resulta dinámica. Ayuda a APRENDER y “no a memorizar” que es el gran error, son cosas completamente diferentes.

Los niños tienen una mente inteligente y curiosa, si tienen esta tabla de Pitágoras a su alcance , aprenderán a multiplicar tarde o temprano: si puede observarla detenidamente , los números en ella se repiten con perfecta simetría y al cerebro humano le encanta encontrar simetrías y patrones.

Resulta una tabla muy entretenida. Además, aunque quieras ¡no hay manera de cometer un solo error! Si buscas primero  un número para multiplicar desde arriba o desde un lateral , el resultado seguirá siendo correcto.

Esto es especialmente bueno porque los niños temen cometer errores. Usando el sistema convencional es mucho más fácil cometer errores y los niños se sienten frustrados , ¡el fracaso es una sensación abrumadora incluso para los más pequeños!.

Los niños aprenderán a multiplicar casi sin querer. Podrías preguntarle “¿Cuánto es ocho por ocho?” Y, aunque respondiera al azar, diciendo “55”, pronto se daría cuenta de que ese número ni siquiera está en la tabla.

Puede ser que esta tabla parezca “demasiado” simple, y lo es, pero sus resultados son muy útiles para los más pequeños. Debemos perder el miedo a las matemáticas, ¡no muerden!