Sabes qué significan los puntos rojos que salen en tu piel?

Estamos seguros de que más de una vez te habrás sorprendido al ver unos repentinos puntos rojos en la piel. Es común que nos preocupemos al verlos y al comprobar que de un día para otro hay alguno más.  Los puntos rojos son angiomas adquiridos, tienen un componente familiar y, generalmente, están relacionados con el envejecimiento cutáneo.

Qué son exactamente los puntos rojos en la piel:

  • Son pequeñas dilataciones capilares debidas a fallos en el sistema vascular.
  • Suelen aparecer en la zona de los brazos y en el pecho.
  • Suele ser algo muy parecido a las varices, pero en perpendicular a la piel, en lugar de en paralelo, como ocurre con estas. De ahí la aparición de estas pequeñas formas redondeadas.
  • Son tumores benignos. Se trata de simples acumulaciones de células melanocíticas, que, a diferencia de los lunares, no suelen cursar de forma maligna.

Manchas rojas y puntos rojos en la piel:

Debemos tener en cuenta que podemos tener puntos rojos o bien manchas rojas en la piel. Veamos con detalle estas últimas:

  • La cuperosis también se manifiesta con dilataciones de los pequeños capilares, pero se parecen más bien a las arañas vasculares. Aparecen a causa de los cambios de temperatura o incluso durante el embarazo. Lo positivo es que son reversibles, desaparecen con el tiempo.
  • Por otra parte, los hemangiomas son las clásicas marcas de nacimiento que muchos tenemos. Pueden tener un tono rojizo o un color más violáceo. Son pequeñas malformaciones capilares que aparecen casi siempre en el tronco o en el rostro de los niños. Pueden desaparecer con el tiempo o acompañarnos toda la vida.

¿Debo preocuparme por su aparición?

El hecho de que no sean cancerígenos no quiere decir que no debamos vigilarlos o someterlos a revisiones periódicas.

  • Atiende que no aparezcan grandes cantidades en una zona.
  • Si te duelen, te pican o te molestan, consulta con tu médico.
  • No deben sangrar. Si solo con rozarlos sangran, acude al dermatologo.
  •  Si en algún momento ese color rojo se volviera oscuro o sus bordes se tornaran rugosos o irregulares, habla con un especialista.
  • Los puntos rojos en la piel pueden medir entre 6 o 7 milímetros, son capilares y, por tanto, nunca debemos intentar extraerlos. Serán siempre los dermatólogos quienes nos expliquen las opciones que tenemos para eliminarlos.
  • Es importante señalar que nunca debemos intentar eliminarlos en casa y de forma casera mediante métodos naturales. Es peligroso.

×
Regalanos un LIKE en Facebook
Lo Apreciaremos Mucho !!
No, Gracias !
×
Did you like it?
Share it on Facebook
No Thanks